top of page

Tantra No Dual

El tantra no dual es un tantra que se basa en la esencia del tantra de la tradición cachemira, es decir, en la no dualidad vivida en lo cotidiano.

El tantra de Cachemira (también llamado shivaísmo tántrico, shaivismo no dual de Cachemira o tantra shivaíta), no surgió como medio para llegar a un objetivo, es un camino místico. Al mismo tiempo, es un arte de la escucha de las sensaciones. La cumbre de ese arte es la apertura del corazón, o sea, la libertad de los esquemas mentales que nos hacen sentir separados, y por ende, el reconocimiento de ser, en esencia, la consciencia universal misma.

Al contrario, la versión actual dominante del tantra (neo tantra), enseñada en cientos de talleres y formaciones, ha perdido la conexión con el tantra original. Esta se propone utilizar la energía sexual para fines de crecimiento personal, terapéuticos o para alcanzar el éxtasis del placer.

El tantra de Cachemira es un descubrimiento y una celebración de la maravilla de vivir, de tener un cuerpo, unos sentidos y una mente que pueden ser liberados del sufrimiento psicológico a través del reconocimiento de nuestra esencia no dual. 


Evidentemente, todo esto tiene efectos benéficos sobre cualquier aspecto de la vida.

 

Pero hacemos un paso atrás.
No es fácil definir el tantra.
Es interesante notar que en la India este término simplemente quiere decir libro, tratado. Por lo tanto, en la India, tradicionalmente no existe una corriente espiritual, ni una religión, que tenga este nombre.

¿Entonces el tantra es un invento occidental o hay algo de original en eso?

La verdad que, desde hace muchos siglos, existe una corriente mística, filosófica y religiosa no ortodoxa (anárquica y revolucionaria) del hinduismo, que toma el nombre de shivaismo tántrico y que contiene las preciosas semillas originales de lo que llamamos tantra.

Hubo diferentes escuelas. A continuación nos referimos a la principal, llamada Trika, creada alrededor del año mil por Abhinavagupta.
En Occidente es denominada también como tantra (o tantrismo) de Cachemira.
Este movimiento revolucionario acabó influenciando no solo el hinduismo sino también el budismo.

El tantra no dual, basándose en la esencia de la tradición tántrica, nos propone vivir profunda e intensamente cualquier aspecto de nuestra experiencia humana, a través del cuerpo, de las sensaciones y de las emociones, sin rechazar nada y dándonos cuenta de que, a menudo, vivimos solo en nuestro pensamiento, estando enfocados únicamente en lo que queremos lograr, desconectados de nosotros mismos y de la realidad.

Así la vida se vuelve admiración y celebración de la vida misma.

Shiva lingam, acuarela, ©AxelCipollini

¿Qué características principales tiene el tantra de Cachemira?

1) Ser no dual, es decir, considerar toda la realidad como una y toda la separación como apariencia. Consecuentemente, no hay separación entre creación y creador. En otras palabras, la realidad, en todos sus aspectos, cualesquiera que sean, es la conciencia universal misma; lo absoluto que se muestra a través del universo, que no es una creación separada del creador.

2) Considerar el cuerpo, los sentidos y todo el mundo como real y no como ilusión.

3) No hay diferencia entre material y espiritual, puro o impuro, y cualquier parte de la vida es expresión divina que puede llevarnos a la liberación. Cada aspecto de la vida cotidiana puede volverse una práctica y la sexualidad es solo uno entre muchísimos.

4) La cumbre del camino tántrico es la apertura del corazón (la iluminación, el despertar, la liberación, la realización son todos sinónimos). Es la experiencia total de la no dualidad, el reconocimiento estable de la única esencia divina de cualquier ser y cosa.

Es importante entender que esa iluminación no puede verse como una meta que pueda alcanzar el ego (que solo existe en apariencia), sino como una realidad que ya está presente y lista para ser revelada en cualquier instante. Toda práctica sirve simplemente para preparar el terreno para este reconocimiento y la consiguiente explosión de todas las ilusiones.

bottom of page